Más de 3,5 millones de niños refugiados no tienen la oportunidad de asistir a la escuela, según informe

Tomado de: acnur.org

Hazkizimana

Hakizimana Lydiella, de 13 años, es una joven refugiada en el campamento de Mahama, en la provincia oriental de Ruanda, donde los refugiados en edad escolar están integrados en el sistema escolar nacional junto con estudiantes ruandeses. © ACNUR / Anthony Karumba

Más de 3,5 millones de niños refugiados no tuvieron la oportunidad de asistir a la escuela durante el último año académico, según datos recogidos en un informe que hace público hoy ACNUR.

Titulado “Olvidados: la educación de los refugiados en crisis”, el informe dice que a nivel mundial, el 91% de los niños asisten a la escuela primaria, pero que en el caso de los refugiados, esa cifra desciende hasta el 61%, y en los países de renta baja es inferior al 50%.

Este establece que hay 6,4 millones de refugiados en edad escolar, de entre los 5 y los 17 años, como parte de los 17,2 millones de refugiados bajo el mandato del ACNUR. “En 2016, únicamente 2,9 millones asistían a la escuela primaria. Más de la mitad de ellos, aproximadamente 3,5 millones, no asistía a la escuela”, continúa el informe.

En una declaración, Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, dijo: “La educación de estos jóvenes es crucial para el desarrollo pacífico y sostenible de los países que los han acogido, así como para el de sus propios países de origen, cuando puedan regresar. Sin embargo, en comparación con otros niños y adolescentes de todo el mundo, la brecha de oportunidades para los refugiados no deja de aumentar”.

A medida que los niños refugiados se van haciendo mayores, los obstáculos también aumentan: sólo el 23% de los adolescentes refugiados están matriculados en la escuela secundaria, en comparación con el 84% de los adolescentes a escala global. En los países de renta baja, sólo un 9% de los refugiados pueden ir a la escuela secundaria.

En cuanto a la educación superior, o educación terciaria, la situación educativa es crítica. El porcentaje de refugiado que logra asistir a la educación superior continúa en un 1 por ciento, comparado con el 36 por ciento a nivel mundial.

El informe hace un llamamiento para que la educación sea considerado un elemento fundamental en la respuesta a las emergencias de refugiados, y que esta se inscriba en una planificación a largo plazo y dotada de una financiación previsible.

Insta a los gobiernos a que incluyan a los refugiados en sus sistemas educativos nacionales y destaca algunos de los notables esfuerzos realizados para implementar esa política, incluso en los países recursos muy limitados.

Este es el segundo informe anual sobre educación de ACNUR. El primero, “Missing Out” (oportunidades perdidas), fue publicado antes de la Cumbre de la Asamblea General de la ONU para Refugiados y los Migrantes en septiembre pasado. La Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, firmada por 193 países, situó la educación como elemento central de la respuesta internacional.

 

El informe hace un llamamiento para que la educación sea considerado un elemento fundamental en la respuesta a las emergencias de refugiados, y que esta se inscriba en una planificación a largo plazo y dotada de una financiación previsible.

Insta a los gobiernos a que incluyan a los refugiados en sus sistemas educativos nacionales y destaca algunos de los notables esfuerzos realizados para implementar esa política, incluso en los países recursos muy limitados.

Este es el segundo informe anual sobre educación de ACNUR. El primero, “Missing Out” (oportunidades perdidas), fue publicado antes de la Cumbre de la Asamblea General de la ONU para Refugiados y los Migrantes en septiembre pasado. La Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, firmada por 193 países, situó la educación como elemento central de la respuesta internacional.

“A pesar del inmenso apoyo a la Declaración de Nueva York, un año después los refugiados todavía corren el peligro de ser abandonados a su suerte en materia de educación”, dijo Grandi. “Garantizar que los refugiados tengan acceso equitativo a una educación de calidad es una responsabilidad compartida. Es hora de que todos pasemos de las palabras a la acción”.

ACNUR está trabajando con sus socios para permitir el acceso a la educación para los refugiados en el mundo, tanto dentro como fuera de los campamentos. Son necesarios más fondos de forma urgente para permitirles a más niños refugiados asistir a la escuela.

Anuncios

Publicado el septiembre 13, 2017 en ACNUR, Escuela, Niños, Refugiados y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: