EE.UU. manda a otros 5.000 soldados a la primera línea de batalla en Mosul

Tomado de: RT585e5579c46188504c8b4580

Más de 5.000 elementos del Ejército de Estados Unidos se han incorporado en las fuerzas desplegadas en la posición avanzada cerca de Mosul. Actuarán dentro de la coalición formada por 25 naciones pero representada en el terreno mayormente por las tropas y las milicias iraquíes.

“Siempre hemos tenido oportunidades de trabajar codo a codo, pero nunca nos hemos integrado hasta este nivel”, comentó a Reuters el coronel del Ejército de EE.UU. Brett Sylvia. La agencia recuerda que la función de esos efectivos se limitó durante todo el conflicto a entrenar, asesorar y proporcionar asistencia.

A su vez, el capitán de la Marina Lou Murillo calificó el plan de acción como “un esfuerzo en equipo” contra el Estado Islámico. Al mismo tiempo, explicó que los estadounidenses actuarán a partir de la información que reciban de su propia inteligencia y solo tras asegurarse de que participan en la toma de decisiones y con el permiso e indicación de objetivos de sus superiores (el mando militar de EE.UU.).

Gente que logró escapar de la ciudad de Mosul, se alinea para recibir comida en un campo de refugiados, Irak, 18 de diciembre de 2016

Bagdad ha concentrado en torno a Mosul la fuerza más numerosa que ha visto Irak desde la invasión occidental de ese país en 2003. En la última etapa de la movilización las autoridades reubicaron hacia el ‘frente oriental’ a miles de policías federales.

Desastre humanitario en Mosul

Al tiempo que el Ejército de Irak y sus fuerzas aliadas están asediando Mosul, fuentes de la ONGHuman Rights Watch en la ciudad testimonian que los extremistas “matan y hieren indiscriminadamente y deliberadamente a todos aquellos que se resisten a ser usados como escudos humanos”.

La situación humanitaria en la ciudad se acerca al desastre. Cerca de un millón de personas corren el riesgo de perder la vida, estiman los expertos de la ONU.

Más de 100.000 habitantes han abandonado la ciudad después del comienzo de la ofensiva contra el EI a mediados de octubre para refugiarse en los campos de desplazados en el Kurdistán iraquí y otras regiones del norte de Irak. Estas personas, al igual que los que quedan en la zona controlada por los extremistas, están expuestas al frío, puesto que disponen de electricidad solo durante cuatro horas al día. Además, tienen escaso acceso a la asistencia sanitaria y alimentos.

 

Anuncios

Publicado el diciembre 24, 2016 en ESTADOS UNIDOS, Irak, MUNDIALES, Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: