Comenzó un nuevo bloqueo contra la Barrick Gold en San Juan, Argentina

Tomado de: laretaguardia.com.ar

bloqueo-barrick

Tras la finalización de un Encuentro Interterritorial de Jóvenes en Lucha, un grupo decidió trasladarse a la localidad de Tudcum, ubicada a 4 kms. del acceso a Mina Veladero. Unas 40 personas permanecen “por tiempo indeterminado” en una ruta provincial, pidiendo el cierre definitivo de la minera que tuvo que admitir varios derrames de solución cianurada en los últimos años. Dialogamos esta tarde con Iván Balmaceda, desde el acampe en la plaza de Jáchal y con Esteban, una de las personas que sostiene el bloqueo contra la Barrick Gold. (Por La Retaguardia)

“Entre el jueves y el viernes se realizó un Encuentro Interterritorial de Jóvenes en Lucha en el departamento de Jáchal. Tras varios debates, talleres y reflexiones con asistentes de distintas provincias y de países vecinos, se decidió realizar una acción directa a la empresa Barrick Gold. Meses atrás se rumoreaba la creación de un nuevo valle de lixiviación al costado o atrás del actual valle de lixiviación, lo cual se encontraría mucho más cerca del río Potrerillo, afluente del Jáchal. Fue noticia esta cuenca por los derrames que son de público conocimiento. Cuando fue el primer derrame, nos enteramos que son derrames que están judicializados, pero que acá en el departamento nunca nos enteramos. Actualmente se está haciendo un bloqueo en la mina Veladero, en la localidad de Tudcum, del departamento de Iglesia. Está ese corte selectivo donde se va a permitir ingresar a ningún transporte que se dirija hacia la mina”, aseguró Iván Balmaceda, vecino de Jáchal, desde el acampe en esa localidad.
Desde el bloqueo, Esteban Díaz dialogó con La Retaguardia y entregó precisiones: “Desde hoy a las 8:40 jóvenes de diferentes puntos del país más jóvenes jachalleros e iglesianos hemos decidido realizar la acción directa de bloquear directamente la entrada a la mina Veladero, que en el lapso de un año ha producido dos derrames de millones de litros de agua cianurada sobre las vertientes del río Jáchal. En días anteriores se realizó en Jáchal el primero encuentro territorial de jóvenes en lucha, de ahí, junto a vecinos de Jáchal e Iglesia, se decidió realizar esta acción”.
Balmaceda recordó cómo es el proceso de la minería a cielo abierto haciendo foco en el proceso de lixiviación: “na vez que dinamitan los cerros para extraer el material doré, llevan la roca extraída a esas piletas de contingencia, más conocidas como valle de lixiviación. Ahí la roca es regada con una solución cianurada, agua extraída del río Potrerillos, agua que viene para nuestro consumo y la producción de Jáchal. Al rociar con este líquido la piedra, separan el material doré, que es lo que le interesa a ellos, y todo el desecho queda en este valle de lixiviación. Estos desechos son los que se han volcado reiteradas veces al río Potrerillos, afluente del Jáchal. El Jáchal es un brazo de la cuenca del Desaguadero, cuenca que viene desde La Rioja, pasa por San Juan, Mendoza, San Luis, La Pampa, Río Negro, y termina en el océano. Esa es la magnitud de la situación que padecemos, si bien somos perjudicamos directamente, ya que estamos más cerca, pero, de una u otra forma el río tiene su cauce y va a llegar en algún momento al océano Atlántico. Muchas veces se ha dicho que el agua en Jáchal no contiene cianuro; es así, debido a que es un metal pesado que es volátil. Pero cuando ellos hacen este rocío en la roca, queda el desecho, un cúmulo de otros metales que se encuentran en la cordillera —nuestra cordillera es rica en metales, y es lo que vienen a buscar las multinacionales—. Se encuentra cadmio, cromo, plomo, manganeso, arsénico, mercurio, entre otros metales. Eso es lo que se vuelca en los famosos derrames”, detalló.

Lejos en la ruta

A propósito del lugar en el que se encuentran, Díaz relató que “es bastante inhóspito, en este momento está haciendo mucho calor. Tenemos la cordillera a unos 30 kilómetros, pero la vemos como si estuviera al lado; eso fue muy fuerte para muchos de los chicos que no conocían esta zona. Lo único que se ve es el camino minero, que se mete dentro de la montaña”.
Acerca de la composición del grupo que lleva adelante el corte, Díaz aseveró que hay vecinos de las localidades sanjuaninas afectadas aunque no asambleístas: “No hay integrantes particularmente de la Asamblea del Jáchal No Se Toca, pero sí muchos vecinos y vecinas de Jáchal e Iglesia. La idea fue esa. Somos personas de diferentes puntos del país, porque también entendemos que la lucha por la tierra y el agua no sabe de fronteras.

Además, sabemos que la contaminación de los ríos acá no solo afecta a Jáchal e Iglesia, ni siquiera solo a San Juan; los afluentes del río llegan a cuatro provincias del país y desembocan en el océano Atlántico. Esto es un problema mucho más grande”.
Con el antecedente de Cerro Negro, un corte selectivo en las cercanías de Tinogasta, Catamarca, donde una patota terminó atacando a los manifestantes ante la mirada cómplice de la policía, consultamos a Díaz acerca de la cuestión de la seguridad. Desde el corte, comentó que “hubo presencia de Gendarmería en un primer momento. Dos gendarmes vinieron a ver de qué se trataba y dijeron que en caso de que tengan la orden iban a actuar. Les dijimos que no tienen jurisdicción acá porque estamos en un camino privado, al lado de una ruta provincia, le correspondería a la policía local actuar en caso de que un juez lo determine así. Se están instalando palos con unas lonas para hacer un poco de sombra, se está cocinando. Por el momento está muy tranquilo. Solo hay patrullero que está filmando constantemente, pero no se han acercado ni siquiera a preguntar o a pedir datos. Hace un rato nos avisaron que está subiendo más gente al corte más gente de Jáchal y que estarían trayendo más suministros para poder aguantar.

Nosotros exigimos el cierre inmediato de la mina Veladero, no vamos a esperar un tercer derrame para hacer acciones más contundentes. Creemos que es el momento, que no hay más tiempo que darles a estas empresas. El corte se va a mantener por tiempo indeterminado, no nos vamos a ir por la amenaza de un desalojo, no nos vamos a ir por la presencia policial. Estamos dispuestos a aguantar el corte hasta el final, hasta donde podamos. Esto es la lucha por el agua”.
El bloqueo es selectivo. Si bien es un camino que conduce exclusivamente a Veladero, Díaz expresó que harían excepciones, por eso no se trata de un bloqueo total: “La decisión es que no sube nadie ni nada. Lo único que vamos a permitir subir es ambulancias en caso de algún trabajador necesite asistencia médica. Y bajar, pueden bajar, que es lo que queremos; por ahora hubo un par de camionetas mineras que trataron de cruzar, pero nos acercamos, les hablamos bien, les entregamos unos volantes, y pegaron la vuelta y se fueron. Hasta ahora no se ha acercado nadie de la empresa a hablar ni tampoco del Gobierno”.
Desde el acampe en la plaza de Jáchal, Balmaceda también se refirió al intento por evitar incidentes pero también pidió la aplicación de la Ley de Glaciares, que fue sancionada cuando la Barrick ya estaba operando: “Se tomaron todos los recaudos necesarios. Aun así, la gente que subió decidió poner el cuerpo y esperar respuestas coherentes que aún no se obtienen de una causa que está cajoneada en Jáchal por el juez Oritja, una causa que tiene el juez Casanello que está teniendo movimientos lento. Las respuestas se vienen solicitando al Gobierno municipal, al provincial y al nacional.

Nosotros a principio de año tuvimos la visita del ministro Bergman, se le pidió que cumpla la ley de glaciares, como corresponde. Cuando esta empresa empieza a trabajar, en 2003, no existía ninguna ley, y ellos en su informe de impacto ambiental, dicen que van a trabajar en zona glaciar y periglaciar. Están violando la ley de glaciares. Se están buscando esas respuestas, con el lema que tenemos desde septiembre de 2015, el cierre del proyecto Veladero, las remediación del daño ambiental y la prohibición de todo proyecto megaminero en los afluentes de nuestros ríos.

Con este pacto federal minero que se quiere impulsar, San Juan anunció nuevos proyectos que se van a seguir ubicando en nuestra cordillera y que van a seguir perjudicando nuestros ríos. Es un proyecto más grande que el Pascua Lama y Veladero: Constelación. Estamos resistiendo frente a eso y pidiendo la colaboración de todo el pueblo argentino para que acompañe esta lucha, lucha que es por la vida, por el agua de todos los ciudadanos”, dijo Balmaceda, a la sobra; bajo el sol agobiante que busca meterse en la montaña, Díaz convocó a acercarse: “Si tienen la posibilidad de moverse, por favor vengan, porque lo único que le queda al pueblo jachallero e iglesiano es frenar con el cuerpo a esta multinacional asesina con mucha gente”.
Al cierre de este informe, vecinos de la localidad de Rodeo, la más cercana a Tucdum, anunciaron a La Retaguardia haber visto pasar infantería hacia el lugar del bloqueo.
DESCARGAR AUDIO Balmaceda            DESCARGAR AUDIO Díaz

Anuncios

Publicado el diciembre 18, 2016 en AMÉRICA, América Latina, Argentina, Barrick Gold, Minería, Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: