José Vicente Rangel dice dirigentes de la MUD pretenden ocultar la división interna

 

Fuentes: sincuento.com y panorama.com.ve

 

Los Confidenciales

*1) En la MUD se hacen todos los esfuerzos por ocultar la profunda división interna que afecta al organismo. Las tendencias se han extremado al máximo con motivo de la política de diálogo. Como se sabe, en la MUD siempre fue rechazada esa política. El grado de radicalismo de los seguidores en la calle y la acción constante de las redes sociales, prácticamente impidió a sus dirigentes manejar políticamente, con propiedad, el tema.

*2) Todo cuanto significara diálogo, explorar vías para sentarse en torno a una mesa con el chavismo, fue rechazado por la MUD con agresividad. Con el chavismo, nada; con el gobierno mucho menos. Esa tónica bloqueaba cualquier iniciativa para ubicar la relación política en un contexto racional descarga-4

*3) La prédica en la MUD convirtió en tabú cualquier intento para dialogar y tratar temas de interés nacional con el adversario. La sola mención de algún acercamiento desataba la tormenta. Los dirigentes que se atrevían a plantear algo diferente eran execrados de inmediato. Un ejemplo fue el caso del dirigente de Un Nuevo Tiempo, Timoteo Zambrano, el de mayores relaciones y conocimiento de la política exterior, que fue cuestionado por haber discrepado de la línea de la MUD de solidarizar con la actitud de Brasil, Argentina y Paraguay contra Venezuela en Mercosur. Esa posición le costó el cargo que ejercía en la conducción de la política exterior opositora. 

*4) La aceptación bajo presión, por parte del G/4, es decir, del grupo conformado dentro de la MUD por Primero Justicia, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Voluntad Popular, disparó el enfrentamiento interno. De inmediato 15 partidos y grupos de la MUD, el G/15, manifestaron su desacuerdo con la decisión de aceptar el diálogo con el chavismo y el gobierno. Sin embargo, la decisión se impuso porque peso mucho el argumento de que había que adoptarla debido a la presión internacional, en particular del Papa Francisco. 

*5) Sin embargo, como se trató de una decisión forzada por las circunstancias, una vez consumada y realizado el acto de instalación de la mesa en el museo Alejandro Otero en la Rinconada, se reactivaron los rechazos, que no se concretaron únicamente a Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López, sino a las interpretaciones y alcances del paso dado y a las explicaciones al país. Ejemplo: a las críticas que despierta en el universo opositor lo que es considerado como una concesión al chavismo y al gobierno, casi en términos de traición. La cúpula dirigente ha tenido que adoptar una posición que prácticamente revierte el proceso, al fijar plazos perentorios para que se anuncien acuerdos que ni siquiera han sido discutidos, como que tiene que haber de inmediato resultados sobre temas fundamentales porque de lo contrario, se reactivaría una política en la misma línea de la confrontación que imperaba antes de la reunión de la mesa de diálogo. 

*6) En otras palabras, que los temas alguidos tan solo han sido diferidos y se convierten en amenaza, como la determinación de reactivar el conflicto mediante acciones de calle. 

*7) Ha trascendido que la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) fue objeto de recriminación por parte de la autoridad vaticana debido a la actitud reticente que mantiene respeto al diálogo y a la abierta solidaridad con los planteamientos de la oposición. 

*8) En las redes sociales más agresivas, que por lo general asumen la vocería de los sectores más radicales del país, circulan informaciones de carácter crítico a la política de El Vaticano respecto a su actitud con Venezuela. La estiman muy sesgada a favor del gobierno de Maduro y cuestionan la audiencia que el sumo pontífice le concedió al Presidente venezolano en un momento crítico, lo cual consideran que constituyó un espaldarazo. 

Confidencial al cierre:

Monitor-país Hinterlaces, confidencial, reporte ejecutivo.

Ficha técnica: 1.580 entrevistas directas en hogares en todo el país del 22 de octubre al 2 de noviembre 2016.

Resultados: Clima socio-emocional: ¿Cómo se siente el venezolano hoy?

Dígame cuál de estas palabras describen mejor su actual estado de ánimo…

Optimista 13 sept. 2016 56%, 2 nov. 2016 54%

Pesimista 13 sept. 2016 42%, 2 nov. 2016 44%

Ns-nr 13 sept. 2016 2%, 2 nov. 2016 2%

Dígame cuál de estas palabras describen mejor su actual estado de ánimo…

Feliz 13 sept. 2016 48%, 2 nov. 2016 49%

Triste 13 sept. 2016 48%, 2 nov. 2016 47%

Ns-nr 13 sept. 2016 4%, 2 nov. 2016 4%

Dígame cuál de estas palabras describen mejor su actual estado de ánimo…

Tranquilo 13 sept. 2016 60%, 2 nov. 2016 58%

Confundido 13 sept. 2016 37%, 2 nov. 2016 40%

Ns-nr 13 sept. 2016 3%, 2 nov. 2016 2%

Dígame cuál de estas palabras describen mejor su actual estado de ánimo…

Confiado 13 sept. 2016 27%, 2 nov. 2016 25%

Preocupado 13 sept. 2016 72%, 2 nov. 2016 74%

Ns-nr 13 sept. 2016 1%, 2 nov. 2016 1% 

Pensando ahora en la actual situación que vive el país… ¿Ud. Diría que con frecuencia siente rabia o furia por no poder cambiar las cosas o más bien diría que está calmado y paciente esperando que la situación mejore?

Calmado y paciente 65%, rabia o furia 34%,

Ns-nc 1%

¿Y con frecuencia Ud. Siente miedo por lo que pueda ocurrir en el país o por el contrario se siente confiado en que no ocurrirá nada malo?

Confiado 55%, miedo 43%, ns-nc 2% 

Conclusiones:

Se mantienen estables los indicadores socio-emocionales del país. Los venezolanos siguen optimistas y esperanzados, a la espera que mejore la situación económica del país.  

Los venezolanos rechazan la violencia y apuestan por la paz y la estabilidad, exigiendo soluciones y respuestas. 

Hay molestia y preocupación, pero no hay rabia ni furia colectivas que puedan caotizar a la sociedad venezolana

La campaña de neurotización social que ejecutan los adversarios radicales de la Revolución Bolivariana, mediante un «encadenamiento» de mensajes fatalistas, exacerbación del descontento, rumores alarmistas, focos de violencia y crisis política, no logra crear todavía un clima generalizado de temor, angustia y vulnerabilidad, que finalmente ocasione un desbordamiento social. 

Para gobernar hace falta ilusión y esperanza. Por ello, en paralelo a la gestión eficiente con resultados, es necesario una política de afectos, reconocimiento, acompañamiento, atención y mensajes positivos que permiten mantener el descontento dentro del umbral.

 

COMENTARIO DE JVR

La oposición, o mejor dicho su cúpula, la MUD, aceptó el diálogo tascando el freno. A regañadientes. No lo hizo atendiendo a la presión interna, por la actitud de más de un 80% de los venezolanos que lo reclaman según todas las encuestas. Lo hizo por la presión internacional donde los voceros de la MUD se han refugiado y hacen, prácticamente, la política.                                                  

*Curioso fenómeno al cual hay que buscarle explicación. Una es que el rechazo al diálogo por parte de los dirigentes opositores alarmó fuera del país. Una actitud recalcitrante, que enmascaraba la violencia, provocó la reacción de ciertos factores externos. Otra explicación consiste en que una vez más la oposición subestimó a Nicolás Maduro. En otras palabras, le dio de nuevo el mismo trato despreciativo que caracteriza su habitual posición ante el Presidente, y como ha sucedido en otros momentos complicados, Maduro les dio una lección. Desestimaron el conocimiento que Maduro tiene de la política exterior, de todo cuanto aprendió en el cargo, de las relaciones que tejió durante los seis años que fue canciller con un maestro de la habilidad de Hugo Chávez.

*Había que montar la mesa de diálogo y la oposición se resistía tercamente a colaborar porque ese cometido no encajaba en sus planes desestabilizadores. La paz no es su objetivo. Su objetivo es el derrocamiento de Maduro, pero éste abortó el plan cuando inició un despliegue a fondo en el exterior. La manera como asumió el tema petrolero, los contactos con los países productores árabes, la sorpresiva entrevista con el Papa Francisco, el apoyo de los facilitadores, los expresidentes, Zapatero, Fernández, Torrijos y de Unasur, dejó sin iniciativa a la oposición y la obligó a aceptar el diálogo.

*Lo que ocurra en adelante demostrará si la política de diálogo en función de la paz es justa o no. Por ahora el gobierno y el chavismo tienen la iniciativa, tanto en la mesa como en la calle, mientras que la MUD atraviesa por momentos críticos. Esta realidad hay que manejarla con sentido de grandeza, sin arrogancia, para que el diálogo sea verdadero y no se den discriminaciones que afecten su desarrollo.

Entrevista:

Invitado:

Héctor Rodríguez

(Diputado)

JVR: ¿Cuál es la actual situación de la Asamblea Nacional?

HR: Yo creo que la AN se ha ido diluyendo su capacidad de influencia legal, política en la vida venezolana, pero creo que es difícil analizarla sin tal vez analizar y comprender la situación de la oposición venezolana. Creo que la lucha de los poderes internos, creo que hay un grupo de odio que han ido creando y que empieza a cuestionar el liderazgo de la oposición en las redes, en las calles, es parte del análisis que hay que hacer y eso a traído como consecuencia un debate interno dentro de la oposición. Yo creo que ellos están entrampados en su propios errores políticos y eso ha generado una AN que ha perdido casi todo tipo de influencia político y legal en la vida nacional venezolana.

JVR: Esa AN con mayoría de la oposición, va a cumplir un año de actividad, ¿Cuál es el rendimiento de esa asamblea?

HR: Nulo.

JVR: Desde el punto de vista legislativo, desde el punto de vista la investigaciones, de la política

HR: Una AN que llego con muchas expectativas que no se puede negar, que le prometió al país que esa asamblea se convertiría en la solución de todos los problemas, incluso resumió su campaña en un slogan de que el 6D se haría la ultima cola, bueno un año después ¿Qué ha resulto? ¿Qué ha sido capaz?, pudo haber sido una AN que convocara a todos los sectores a un gran dialogo nacional, para el tema económico, político, creo que con esa intensión fue el presidente Maduro al principio. El balance a casi un año es absolutamente negativo, es una asamblea que no ha dado nada políticamente y que por el contario ha diluido la fuerza que había logrado conseguir la oposición.

JVR: ¿Por cuánto tiempo más estará en desacato?

HR: Creo que depende de ellos. Ellos tienen una sentencia sencilla que es acatar las sentencias y volver al marco de la legalidad, acatar la constitución, no es declinar a sus visión política, a sus principios, es estar en correspondencia con el sistema político venezolano. Yo creo que hay un debate interno dentro de la oposición y espero que se impongan la racionalidad política, se imponga el dialogo, la sensatez, el respeto a la constitución y pude nuevamente la AN entrar en una situación de cumplimiento, de acatamiento y respeto a la constitución.

JVR: ¿Qué posibilidades ves tú de eso?

HR: Creo que hay dos condiciones que disputan en contra: una la lucha de liderazgo interno dentro de la oposición

JVR: ¿Esta en la duda esa lucha?

HR: Es muy aguda, la presión por la renuncia, el referéndum, el golpe de estado, es una disputa que también tiene que ver con quién es el posible liderazgo candidato para las próximas elecciones presidenciales

JVR: ¿Y para las próximas elecciones del presidente de la AN?

HR: También

JVR: ¿Aspira Ramos Allup a la reelección?

HR: Creo que si, creo que aspira, creo que hay un juego interno y una pelea interna. Me parece irresponsable poner los intereses particulares por un posible liderazgo o por un posible cuota de poder, sobre la situación del país.

JVR: El 80% de los venezolanos dice que están de acuerdo con el dialogo e internacionalmente ocurre lo mismo, sin embargo el tema del dialogo no es asumido como un hecho compartido, porque la oposición es muy reticente, ¿Por qué el dialogo es una recomendación que se hace universalmente?

HR: Creo que las dos cosas que te planteaba antes tiene que ver con eso. Un sector que ha ido alimentando la oposición muy lleno de odio, muy lleno de fascismo, de sed de venganza y que la oposición lo ha hecho muy beligerante, que se ve reflejado en las redes sociales, pero que también se ve reflejado en las marchas que ellos hacen, creo que ahí hay un factor y yo se los recomendaba en la AN que los dirigentes tienen que comenzar hacer política viendo menos a las redes sociales y respondiendo más a la responsabilidad histórica y al ejercicio del liderazgo, eso es un fenómeno. El otro fenómeno es la competencia de liderazgo que también hace que el calculo de las jugadas particulares de los partidos y de los dirigentes se imponga por encima de la responsabilidad histórica del dialogo, yo creo que ese es un segundo fenómeno. Nosotros no nos podemos permitir que una fracción política nos imponga a través de la violencia las soluciones políticas, la solución política es en el marco de la democracia, de la constitución y por eso estamos obligados a dialogar para administrar la paz, el conflicto en paz y en democracia.

JVR: De lo que tú acabas de decir pareciera deducirse que el dilema en este momento es dialogo o golpismo

HR: Tal vez es el dilema en general, pero sin embargo creo que dentro de ese dilema hay varios dilemas.

JVR: ¿Cuáles?

HR: Se deja imponer la agenda de los violentos o es capaz de asumir con responsabilidad el liderazgo que les corresponde, imponen sus agendas particulares o ponen al país por encima de sus agendas particulares, hay varios dilemas que tiene que resolver la oposición para que se imponga el dialogo y creo que del lado del chavismo nosotros no solamente tenemos la responsabilidad de conducir con paz, sino de obligarlos a ellos de entrar en la paz.

JVR: ¿Es decir una especie de tutela?

HR: De tutela no, de actuar políticamente para encausarlos, de movilizar al chavismo en la calle, de construir un discurso, una narrativa, de generar condiciones políticas para que en algunas circunstancias históricas aun aquellos que no creen que la constitución y en al democracia se vean obligados a respetarla, nosotros tenemos que hacer que todos y todas respeten la paz, la constitución y la democracia, nuestros hijos, nuestros nietos tienen el derecho de vivir en un país en paz, independientemente de que tengamos diferencias políticas que debatiremos con pasión, pero dentro del marco del dialogo, la constitución y la democracia.

JVR: Parece abrirse paso a una política que yo califico de amenaza, la oposición últimamente ha estado emplazando no solamente al gobierno, sino al país, a las consecuencias que puede tener que no se cumplan determinadas cosas que ellos aspiran, entonces amenazan con marchas, con violencia en la calle, con calentarla calle, eso lo hacen a cada momento, ¿A que obedece esto según tú punto de vista?

HR: Ahora son solo amenazas o también son respuestas a ese sector violencia, a esas redes sociales, a eso que vemos en las marchas de la oposición que empieza producto de la misma frustración, producto de la mentira, de prometer, creo que se mezclan varias cosas: una forma arrogante de hacer la política, una forma de arrogante de no ver, de no medir y no entender el resultado electoral con paciencia, con tranquilidad, quien fue derrotado tiene que administrar su derrota, pero quien gana también, el no entender que el resultado del 6D fue un resultado producto de una coyuntura económica y creer que es la acumulación de una fuerza histórica, te hace arrogante. Yo creo que la oposición por un lado ese resultado la hizo arrogante y es lo que permite elevar el tono y decir que en 6 meses tumbaban este gobierno, eso es parte de esa actitud retadora, que coloca términos, condiciones, de no medir bien el pulso de la correlación de fuerza política, pero por el otro lado creo que es producto de que se sienten encerrados por sus propios erros, creo que hay un nivel de frustración en algunos seguidores de la oposición que sienten que sus dirigentes le han mentido, les han engañado y en vez de asumir con responsabilidad, con una actitud autocritica ante sus lectores, creo que tratan de empujar hacia diciembre, hacia vacaciones, manteniendo un discurso retador y tratando de calmar los ánimos en ese sector de la oposición venezolana. Es la mezcla de esas dos cosas por un lado arrogancia y el otro lado no saber como salir de los errores que han cometido y no asumir autocríticamente los errores.

JVR: Tú no crees que otra interpretación obedece a lo siguiente a la falta de una política, la oposición que surge después de la derrota del Puntofijismo, es una oposición montada sobre el odio, el revanchismo, pero no es una política elaborada seriamente, reconociendo que hay una nueva realidad política, social, cultural en el país, a partir de esa reflexión hacer el ahorrar una política colabora también el chavismo, entonces cuando tu no tienes una política clara definida, empiezas a caer, avanzar, retroceder, ¿Es valida esa interpretación también?

HR: Es valida, yo le agregaría de que no existe una política y se comenten esos errores o existe una política impresentable, o la política que plantea la oposición es volver al pasado y no la puedo presentar públicamente, pudiera haber parte de ese elemento, pero yo coincido en tú análisis de que pareciera que no tuviera un pulso cierto del país nuevo, del país que se construyo.

JVR: Existe la impresión de varios sectores de la opinión pública, incluso reflejado en encuestas que el país no percibe un liderazgo consiente, solido, eficiente en la oposición, es decir que hay una crisis de liderazgo en la oposición, que incluso se traduce a desencuentros entre el pueblo opositor y sus lideres, esa falta de liderazgo indudablemente que tiene mucho peso, porque además esa fragilidad de ese liderazgo histórico luce debilitado y esta provocando la irrupción de tendencias más radicales que ya se evidencian en las manifestaciones de calle, ¿Cuál es tú opinión?

HR: Yo coincido contigo. Esas encuestas que tú citas uno también lo palpa, creo que hay una ausencia de liderazgo y creo que son por los errores de la oposición, eso por un lado. Por el otro lado creo que este es un pueblo bolivariano, creo que es un pueblo que asimilo la propuesta del comandante Chávez de un estado social de derecho y de justicia, de un estado responsable y que cualquier propuesta que presente la oposición de desmontaje del sistema de misiones o del estado social de derecho y de justicia, de retroceder en los derechos, no es acompañada por la mayoría del pueblo venezolano. Creo que la respuesta que esta dando el presidente Maduro es acertada, vamos a salir a proteger los precios el petróleo, vamos a levantar una economía alternativa en Venezuela y vamos administrar de forma más eficiente los recursos que nos están entrando.

JVR: Esa ambivalencia en el campo de la oposición o la coexistencia de dos políticas que no son compatibles entre si, la política que podemos resumir el de calentar la calle y luego la dimensión que esta cobrando, la actitud extrema, producto de desilusión de amplios sectores de la oposición, porque no cuaja una política definitivamente, porque no hay una respuesta, todo son derrotas, eso esta creando una situación bastante difícil y compleja, pero a eso tenemos que agregar que empieza un sector a pensar en una política militar y están avanzando en ese terreno, ¿Qué piensas?

HR: Creo que es la minoría del país la que odia, la que quiere golpe de estado, calentar la calle, creo que es natural en una democracia, creo que el líderzgo en la oposición tiene y debe desde su visión de sociedad, desde la sinceridad de un proyecto político salir y movilizar a sus electores, ese es el camino correcto.

JVR: ¿Cuáles son los grilletes que tiene la oposición que le impiden hacer eso?

HR: Un problema en el liderazgo y una lucha en el liderazgo irracional, irresponsable, una forma de hacer la política mentirosa y la creación del odio por ellos mismo y el odio se les esta devolviendo, los esta atacando ellos mismos. Yo creo que la mayoría de los venezolanos queremos paz, si eso es así como lo creo, como lo miden las encuestas, como lo demuestra el país, es una oportunidad maravillosa para que todos contribuyamos y empujemos, eso por un lado, por otro creo que el chavismo tiene que garantizar la paz del país, tiene que aislar a los sectores violentos, golpistas, creo que el chavismo tiene que dedicar a la mayoría de su tiempo a los problemas cotidianos de la gente, tenemos que construir seguridad.

JVR: En esa situación que tú describes ¿Qué incidencia tiene la situación en el exterior? ¿Qué significa la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos en las actuales circunstancias?

HR: Para que seamos justo con los pueblos, creo que el escenario internacional así como tiene por un lado el intento de intervención, también esta acompañado de la solidaridad hermosa de muchos jefes de estado

JVR: Correcto, pero lo que más se siente aquí es lo que hace el adversario

HR: Solo por el control de la historia, porque eso se ha podido confrontar por la conciencia del pueblo y también por la solidaridad de los pueblos mundiales

JVR: El fenómeno Trump

HR: Yo creo que el escenario mundial esta en una antítesis a la tesis de Fukuyama, creo que no se acabo la historia, creo que hay un fenómeno ahorita de repensar como se reorganiza la geopolítica mundial, creo que hay un debate de si es un solo centro de poder o si son distintos bloques de poder. El fenómeno Trump creo que tenemos que actuar con prudencia y ver como se desarrollan los acontecimientos, ¿Qué va hacer Estados Unidos? ¿De verdad Trump se va a concentrar solamente en reconstruir toda la capacidad de trabajo del pueblo norteamericano? ¿Cuál será su agenda internacional? , la tendremos que ver con prudencia y con mucha inteligencia y no caer en las tentaciones

JVR: ¿Seguirá Trump en la misma línea de Obama de considerar a Venezuela una amenaza para Estados Unidos?

HR: Creo que seria atrevido responderlo desde ahorita, tenemos que ver como se desarrollan los acontecimientos.

JVR: Se observa una reactivación del chavismo en la calle y por contraste una desactivación de la oposición en la calle. ¿a dónde puede conducir ese fenómeno?

HR: Hay dos factores determinantes que descolocaron al chavismo en un momento: uno la ausencia física el comandante Chávez y dos la baja repentina y contundente de los precios del petróleo y eso trajo como consecuencia el resultado del 6D, ahora a partir de los aciertos del chavismo, de los errores de la oposición, el chavismo comienza a recomponerse y va a traer como consecuencia de que Venezuela va a volver a su cause, que el chavismo por el camino que va, va a recuperando su impulso originario, yo creo que este va a ser el siglo de los bolivarianos, tenemos que sentirnos orgullosos de todo lo que hemos logrado. Este renacer del chavismo en la calle lo que va a traer como consecuencia es que vamos a mantener el poder político y ese poder político va a estar al servicio del proyecto de Bolívar y de Chávez, que es construir la sociedad más feliz, más estable y más segura que planteaba Bolívar en el discurso de Angostura.

JVR: ¿Eres muy optimista?

HR: No, soy un soñador que lucha todos los días por hacer los sueños realidad.

Anuncios

Publicado el noviembre 13, 2016 en AMÉRICA, América Latina, Suramérica, Venezuela y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: